© Copyright 2021 magicseo.

Posicionamiento SEO basado en Inteligencia Artificial

¿QUIERES MÁS INFORMACIÓN?

Ingresa tu email para recibir más información de forma ¡totalmente anónima! No lo guardaremos en ninguna base de datos.

     
     

    La embajada de china en Reino Unido exige una investigación de Twitter.

     

    Tras un hackeo a su embajador

     

    Liu Xiaoming, el embajador de China en el Reino Unido, condenó a los presuntos piratas informáticos por piratear su perfil de Twitter y pidió a la empresa que llevara a cabo una “investigación exhaustiva” para aclarar lo sucedido.

    El hecho es que la información personal de Liu Xiaoming muestra que esta semana, además de algunas publicaciones que critican al Partido Comunista Chino, también dio “me gusta” a algunos clips pornográficos de 10 segundos.

    Al hacer “Me gusta” en una publicación, no compartiremos la publicación en nuestro perfil, pero aun así, nuestros seguidores a veces seguirán viendo nuestros tweets marcados con esta opción en su línea de tiempo. Este es el caso del perfil personal del embajador, que llamó la atención de sus seguidores porque, entre otras cosas, le “gustaron” los videos pornográficos.

    Un activista de los derechos humanos fue el primero en notar este detalle, compartiendo una captura de pantalla de la publicación con el “me gusta” del embajador, luego muchos de sus seguidores, empezaron a preguntarse, si esos likes, era hacer diplomacia.

    La Embajada de China en Londres respondió rápidamente y borró la publicación, aunque otros “me gusta” por el contenido robado duraron más.

    La embajada explico en un comunicado, lo siguiente: “Recientemente, algunos elementos anti-China atacaron brutalmente la cuenta de Twitter del Embajador Liu Xiaoming y utilizaron medios despreciables para engañar al público”. Negaron categóricamente que fuera el embajador quien hizo clic en ese contenido.

    Desde entonces la embajada china está pidiendo a la plataforma de Twitter que investigue lo sucedido. Insisten en que fue un pirata informático quien obtuvo acceso a la cuenta del embajador y marco “me gusta” a publicaciones ofensivas. Cabe recordar que la red social de Twitter también es una plataforma prohibida en China.