© Copyright 2021 magicseo.

Posicionamiento SEO basado en Inteligencia Artificial

¿QUIERES MÁS INFORMACIÓN?

Ingresa tu email para recibir más información de forma ¡totalmente anónima! No lo guardaremos en ninguna base de datos.

     
     

    La contradicción de Google

    La capacidad de su algoritmo

     

    Google es realmente inteligente, increíblemente inteligente. El algoritmo está muy cerca de leer textos como los seres humanos. Al mismo tiempo, algunas partes del algoritmo de Google no son nada inteligentes.

     

    Asombrosamente inteligente en la comprensión de textos

    Google lee textos. Y en general, el algoritmo de Google intenta imitar a un humano. Hace tiempo que sabemos que lee textos. Y sabemos que Google está mejorando cada vez más en el análisis del texto y en la correspondencia de las palabras clave y las consultas de búsqueda con los resultados.

    Al principio, Google sólo podía entender lo más básico del lenguaje. Podía reconocer palabras. Por eso, era una práctica común de SEO centrarse en mencionar las palabras clave una y otra vez en un texto. La actualización de Panda fue uno de los primeros indicios de que Google estaba mejorando la comprensión de los textos. La actualización Hummingbird y la reciente actualización BERT dejan aún más claro que Google es increíblemente inteligente a la hora de entender el texto y el significado de las diferentes palabras.

     

    Menos inteligentes de los que pensamos

    La consecuencia de que Google comprenda cada vez mejor el lenguaje es que las exigencias para los textos web son cada vez mayores. No puedes salirte con la tuya con un texto mal redactado o sobreoptimizado para un determinado término. Para tener una oportunidad en los motores de búsqueda, tu texto debe ser original, fácil de leer y encontrable.

    Los ordenadores no son tan buenos para entender cuando se busca en la web: “qué es qué”. Si se tiene una página de recetas, por ejemplo, se tendrá que decir a Google qué es un ingrediente, cuál es el tiempo de preparación y qué es una foto de la receta. De lo contrario, Google no lo entenderá bien. Toda una contradicción: increíblemente inteligente por un lado, bastante tonto por el otro.