© Copyright 2021 magicseo.

Posicionamiento SEO basado en Inteligencia Artificial

¿QUIERES MÁS INFORMACIÓN?

Ingresa tu email para recibir más información de forma ¡totalmente anónima! No lo guardaremos en ninguna base de datos.

     
     

    Incógnitas, estrellas, vacas y perros.

    La clasificación de productos de Boston Consulting Group (BCG)

     

    En el mercado hay miles de productos y para establecer un orden, en 1968 se implantó una clasificación que aún es válida. Esta ordenación no se establece mediante la calidad, ni el coste, ni el margen, sino que se determina por la tasa de crecimiento del mercado del producto y su tasa de penetración, es decir la participación relativa del producto.

     

    Incógnitas

    Son productos noveles, que han salido recientemente en el mercado. Su tasa de penetración es baja pero con un potencial de crecimiento alto. La inversión en marketing será elevada para aumentar su penetración. Al ser la primera fase, los beneficios (si es que hay) serán bajos.

     

    Estrellas

    En este momento del ciclo, los productos disponen de una tasa de penetración alta en el mercado y con un gran potencial de desarrollo. El mercado de este producto crece rápidamente y puede dar beneficios, pero por eso, se debe hacer una gran inversión en marketing.

    Estos productos son de venta rápida, puede que porque están de moda o son de necesidad primordial. Pero aun así, necesitan mucha inversión para que crezcan y se vendan más.

     

    Vacas

    Son productos con una alta tasa de penetración en el mercado. Sin embargo, puede que su crecimiento sea más bajo. No hace falta invertir tanto en marketing y tiene unos márgenes más altos. Realmente, las empresas se sostienen gracias a estos productos.

     

    Perros

    Última fase de la clasificación, último ciclo de vida de los productos. Sus tasas de penetración son bajas y no tienen posibilidad de crecer, sino que al contrario. Tampoco proporcionan beneficios y lo normal es que al final, se extingan.

     

    En definitiva, no se puede tener muchos productos incógnitas, porque lleva a la ruina. Ni muchos estrella, porque la rentabilidad será baja. Hay que tener muchas vacas y pocos perros.