© Copyright 2021 magicseo.

Posicionamiento SEO basado en Inteligencia Artificial

¿QUIERES MÁS INFORMACIÓN?

Ingresa tu email para recibir más información de forma ¡totalmente anónima! No lo guardaremos en ninguna base de datos.

     
     

    Fitbit: propietaria de Google

    La marca pionera de los wearables

     

    Google comunicó la compra de Fitbit en 2019, pero hasta ahora no se ha hecho oficial. Con 2.100 millones de dólares, los relojes y pulseras interactivas de esta marca que rastrean el ejercicio físico de las personas con múltiples de opciones, ahora forman parte del gigante de Internet.

     

    Cómo es Fitbit

    Los wearables, que son los dispositivos que marcó tendencia en esta empresa, se lanzaron en 2009. Entonces reconocía la actividad física del usuario y se conectaba de forma inalámbrica en el ordenador. Su función fue avanzando hasta adaptarse en la app del móvil combinando diferentes funciones.

    La idea gustó tanto a las grandes empresas que actualmente tienen la mayoría de las ventas como Apple, Xiaomi o Samsung. A pesar de ello, Fitbit sigue siendo una gran competencia del producto por su hadware accesible y su software.

     

    Un control necesario

    Cuando se hace una compra de estas medidas, hay que superar un control para regular a los gigantes tecnológicos ante cualquier práctica monopólica. Además se superó una conformidad de los accionistas de Fitbit, que podrían dudar de si los datos de sus usuarios se entregarían a Google. Ambas compañías han jurado no segmentar los anuncios del coloso de Internet al utilizar la información de Fitbit. Ante el riesgo, Google acordó pagar a Fitbit 250 millones de dólares si se daba a cabo esta práctica.

     

    Las verdaderas razones

    La finalidad de la compra es “reunir la mejor inteligencia artficial, software y hardware, para estimular la innovación en werables y crear productos para beneficiar aún más a personas en todo el mundo”. Sin embargo, hay tres razones que Google tiene claro con la nueva adquisición:

    1. Para plantar cara a Apple
    2. Ampliar su cartera de hardware inteligente
    3. Ingresar en un mercado de más de 50 mil millones