© Copyright 2021 magicseo.

Posicionamiento SEO basado en Inteligencia Artificial

¿QUIERES MÁS INFORMACIÓN?

Ingresa tu email para recibir más información de forma ¡totalmente anónima! No lo guardaremos en ninguna base de datos.

     
     

    Facebook amenaza con abandonar la Unión Europea si se le prohíbe transmitir datos de usuarios europeos

    Si entra en vigor la prohibición de la transferencia de datos personales de usuarios europeos a Estados Unidos, Facebook abrirá la puerta para dejar de prestar servicios en la Unión Europea (UE).

    Este mes, la empresa matriz de la Comisión de Protección de Datos de Irlanda (DPC), el principal regulador de la privacidad de Facebook en Europa, instó a la empresa de Mark Zuckerberg a dejar de transmitir datos desde el bloque a Estados Unidos.

    Facebook decidió apelar ante la corte irlandesa, que suspendió la sentencia hasta que se resolviera la disputa legal entre la empresa y el regulador. Como parte de este proceso, Facebook ha escrito a la corte diciendo que la prohibición tendrá un impacto significativo en sus operaciones.

    “Si la propuesta de DPC es que Facebook deje por completo de proporcionar datos de usuarios a Estados Unidos, no está claro cómo seguirá la empresa prestando servicios de Facebook e Instagram en este caso” expuso la directora de protección de datos y privacidad de la empresa en Europa, Yvonne Cunnane.

    Según un estudio encargado por la propia Facebook, las aplicaciones de la compañía han generado 208.000 millones de euros en ventas para 7.700 empresas en Europa.

    La iniciativa del DPC de Irlanda se tomó meses después de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) y Washington acordaran oponerse a la transferencia de datos de ciudadanos europeos a Estados Unidos negociado por la Comisión Europea. El ‘Escudo de privacidad’ concluyó que no puede garantizar  el nivel de protección que exigen las reglas de la Unión Europea.

    En su resolución, la Justicia europea no encontró ninguna “restricción” a su uso en el marco de ciertos programas de vigilancia que permiten a los usuarios europeos enviar datos a Estados Unidos con fines comerciales, ni halló garantías aptas para proteger a ciudadanos no estadounidenses y prevenir que se conviertan en objetivos de tales programas.