© Copyright 2021 magicseo.

Posicionamiento SEO basado en Inteligencia Artificial

¿QUIERES MÁS INFORMACIÓN?

Ingresa tu email para recibir más información de forma ¡totalmente anónima! No lo guardaremos en ninguna base de datos.

     
     

    El camino de amor a la campaña de marketing de San Valentín

    Una de las fechas más comerciales

     

    Ya se acerca el 14 de febrero y desde magicseo. hemos preparado unos consejos para que el día de San Valentín sea un gran éxito para los negocios. Además de caer en domingo, que es una ventaja para los enamorados, vamos a ponerlo fácil para ofrecer a los clientes el regalo perfecto para su pareja.

     

    Palabras clave

    Creamos o no con este día, su triunfo comercial no tiene duda alguna. Por eso, las palabras clave referentes a San Valentín se tienen que cuidar. Debemos dar a las emociones la importancia que se merecen y hablar de amor, regalos, parejas, detalles… Mandar una flechita directa al corazón con estas palabras es una táctica infalible para que el consumidor se decida a comprar.

    Ser constante

    La campaña del 14 de febrero es muy importante. Hay que trabajarla con suficiente antelación, de esta manera se conseguirá posicionar la propia marca dentro del concepto.

    Adapta la imagen

    La insignia del negocio tiene que llenarse de amor, de mucho amor. Vestirse de San Valentín e invertir en un diseño visualmente atractivo es otra forma de mostrar al público que se muestra interés por cada detalle y que la empresa no se pierde ni una.

    Ofertas, promociones y sorteos

    Es un buen momento para fidelizar a los clientes y que mejor manera que con ofertas, promociones o sorteos. De esta forma, se le mostrará el amor hacia ellos. Más aún, con el tiempo que corre, que una ayudita no viene mal.  Por ejemplo, gastos de envío gratuitos o descuentos en productos y servicios.

    Mensaje tierno

    No se debe olvidar darle un toque de rojo pasión a la newsletter. No puede faltar la emoción, los sentimientos y transmitir un nota blanda que tenga como objetivo dirigirse a una persona enamorada.

     

    No hace falta dibujar corazones en las redes sociales, pero hay que rebosarse de amor por todos lados y transmitir este amor a los clientes para conseguir más confidencialidad.