© Copyright 2021 magicseo.

Posicionamiento SEO basado en Inteligencia Artificial

¿QUIERES MÁS INFORMACIÓN?

Ingresa tu email para recibir más información de forma ¡totalmente anónima! No lo guardaremos en ninguna base de datos.

     
     

    De momento, Europa no recibirá la nueva política de cookies

    Google no puede adaptarse a su sistema

     

    Desde el año pasado, Google ha estado estudiando soluciones de cookies de terceros, que pueden mejorar la privacidad del usuario. Dado que la publicidad en línea de la empresa más grande de Google se basa en estas cookies, esto siempre ha sido objeto de discusión. Sin embargo, a principios de este año, finalmente anunciaron su nueva tecnología FLoC.

    FLoC
    Es un sistema basado en tokens que permite identificar las preferencias de los usuarios, y, según aseguran, mantener la privacidad. “Los usuarios no deberían tener que aceptar que se les rastree en la red para beneficiarse de una publicidad relevante”, explica Google. FLoC es una API enfocada en la privacidad y de código abierto.

    No se implantará en Europa, por ahora
    FLoC no llegará a Europa por el momento. En una reunión del Grupo Comercial de Publicidad en Internet (IWABG) del World Network Consortium, Google se dio cuenta de que su tecnología era incompatible con las políticas de privacidad vigentes en Europa.
    Es decir, Google ha decidido incluir automáticamente el sitio web en el certificado de origen sin tener que establecer un proceso de consentimiento adecuado. En Europa, hay acciones a tomar dentro del ámbito legislativo del Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) y la Directiva de Privacidad Electrónica (ePrivacy). Sin embargo, como se indica en su blog, el consentimiento para estas pruebas se aplicará de forma paulatina.

    Por qué es necesario realizar pruebas en Europa
    Poco después de la declaración del consorcio, el gerente de productos de Chrome, Marshall Vale, explicó en un tweet que Google estaba “100% comprometido” con el lanzamiento de sus productos en Europa. El comportamiento publicitario en el mercado europeo es muy diferente al de Estados Unidos. Por lo que, solo realizar pruebas para el mercado norteamericano no ofrecería una visión global para el correcto desarrollo de esta nueva tecnología.