© Copyright 2021 magicseo.

Posicionamiento SEO basado en Inteligencia Artificial

¿QUIERES MÁS INFORMACIÓN?

Ingresa tu email para recibir más información de forma ¡totalmente anónima! No lo guardaremos en ninguna base de datos.

     
     

    Cifrado de extremo a extremo en videoconferencias para garantizar la soberanía digital

    El cifrado de extremo a extremo de una videoconferencia es un proceso de transmisión de datos que solo permite que el remitente y el receptor o varios receptores descifren los datos.

    Alentados por la crisis sanitaria, el teletrabajo y el uso extensivo de herramientas de colaboración digital (como las videoconferencias) han permitido a muchas empresas continuar con sus negocios. Esta situación sin precedentes también facilitó la tarea de resaltar cuestiones relacionadas con la confidencialidad de la información intercambiada y provocó un auge real en el uso del cifrado de extremo a extremo en las reuniones en línea.

    El cifrado de extremo a extremo de las videoconferencias es un proceso de transmisión de datos (video, audio, datos), que solo permite que el remitente y el receptor o varios receptores descifren los datos, y no hay una etapa de descifrado entre las otras partes. Debe evitar todas las escuchas electrónicas, incluidos los proveedores de telecomunicaciones, los proveedores de acceso a Internet e incluso los fabricantes de soluciones de videoconferencia. Por lo tanto, nadie puede acceder a la clave de cifrado necesaria para descifrar la conversación.

    Desde el comienzo de la crisis sanitaria, muchos fabricantes de videoconferencias han afirmado que el cifrado es de un extremo a otro, pero al final solo cifran el flujo transmitido entre el usuario y el servidor de comunicaciones. Por lo tanto, cuando los datos descifrados pasan por su servidor, pueden acceder a los datos descifrados muy fácilmente. Además, la mayoría de estos fabricantes están sujetos a la ley de los EE.UU., que les exige obtener claves de cifrado cuando así lo requieran las autoridades.

    Para ayudar a las empresas a ver las cosas con más claridad, organizaciones como el Centro Criptográfico Nacional pueden guiarlas en la toma de decisiones. Las organizaciones que opten por utilizar mecanismos de cifrado de extremo a extremo certificados por instituciones europeas para garantizar la seguridad de sus sistemas de información siempre pueden garantizar el uso de soluciones fiables y completamente seguras.

    Independencia y soberanía digital: dos fortalezas de la protección de datos

    El verdadero cifrado de extremo a extremo ayuda a garantizar una verdadera independencia empresarial. A nivel europeo, esta elección determina la soberanía digital de nuestras industrias y economías. Hoy en día, elegir una solución europea para garantizar la seguridad y la privacidad es fundamental.

    Siempre es útil recordar cuando ciertos poderes establecidos (gobiernos, autoridades, etc.) en ocasiones intentan restringir su uso para controlar cada vez más el flujo de comunicaciones en nombre de la seguridad y la lucha contra el terrorismo.

    Prohibir este mecanismo no resolverá los problemas relacionados con el terrorismo, pero hará que las industrias europeas sean cada vez más vulnerables al robo de datos, con más pérdidas que ganancias. En Europa, aunque algunas personas prefieren prohibir el mecanismo, la legislación no impone restricciones a los fabricantes. Este marco legal es claramente propicio para la tecnología de cifrado, lo que garantiza su eficacia en la lucha contra el espionaje industrial.